jueves, 6 de septiembre de 2012

Héctor y los 300.




En mi ultimo trabajo, represento a mi hijo con la edad de 2 años aproximadamente, en la cual tenia la manía de señalarlo todo, veía en el aparte de su nombre un chico aguerrido; creo que entre el amor de padre y la influencia que en aquel momento había de la película 300, hice un boceto que hace unos días retome y hoy os muestro en este post. Los ositos de peluche son el contrapunto al color y la supuesta rectitud que muestra Héctor.

2 comentarios:

auxiliadora1 dijo...

al niño sólo le faltaría decir: "esto es Esparta" ...
Aunque no sé qué hará con esos guerreros tan entrañables.
Me gusta el efecto de las letras siendo discretas e impactantes a la vez.
Muy bueno

Anónimo dijo...

Ese guerrero precioso buen trabajo cariño. ..